Mostrando todos los resultados 12

Los modelos rústicos están a la vanguardia cuando se trata de conferir al espacio mucho ambiente y naturalidad. Con sus superficies expresivas, este tipo de suelo de tarima no tiene parangón en lo que a aspecto y tacto se refiere. Pero también sus valores interiores son buenos: la capa media de HDF estable proporciona una estabilidad especial a la presión y hace que el calor de una calefacción por suelo radiante llegue a la estancia lo más libremente posible a través del suelo, también cuando se coloca flotante. Finalmente, el barnizado mate es un tratamiento especial de la superficie que confiere al suelo una gran resistencia al desgaste y hace que sea muy fácil de cuidar.